Paciencia

Hace tres días  me enfrentaba estoicamente a la pila de trastes. Lavaba platos y ollas acumulados de dos comidas (cena y desayuno). También estaba a cargo de mis hijos. El pequeño en la computadora, la grande jugando en el jardín a hacer sopas con hojas de árbol y capullos caídos de un  Hibiscus (rosa china). El del medio sacaba libros de la biblioteca subido a un banco.

Hibiscus

Al rato se aparece Ivan en la cocina con uno obtenido del estante de arriba. (Lo supe por el polvo que lo cubría).
Me dijo que quería aprender  hechizos mágicos.

-Ivan, ese no es un libro de hechizos, es un libro de historias-, le dije. Lo miré. El libro se llamaba El maravilloso viaje de Nils Horgenson a través de Suecia de Selma Lagerlöf. Yo nunca había leído ese libro ni sabía quién era su autora.
Ivan se sentó y apoyó el libro en la larga mesada. Me dijo. -Papá, quiero leerlo-


-Bueno Ivan-
-Pero no se leer- (Iván tiene 10 años. No sabe leer. Reconoce los números hasta el tres. Tiene TEA)
-Ivan… traete una hoja y un lápiz- Ivan sale de la cocina corriendo y en un santiamén está de vuelta con lo que le pedí.
-Ahora escribí tu nombre- Lo escribe en letra imprenta mayúscula. Se ve que se había olvidado de poner la V, porque aparece chiquitita y apretada entre la I y la A.
-¡Perfecto hijo!. Ahora lee-
-Dice Ivan-
-Hijo. Ya sabés leer tu nombre. Para leer todo el libro tenés que tener paciencia. Ya aprenderás-
Ivan  se queda sentado en la mesa.
Yo estoy de espaldas entretenido con los platos. El silencio me hace olvidar su presencia.

Al rato largo me dice: -¿Y papá?… ¡No pasa nada!…

Tardé en entender. El había seguido mi consigna: se quedó sentado teniendo paciencia, porque eso era lo que necesitaba para aprender a leer.

PD: Guardé el libro entre mis cosas. En la sala de espera de la fonoaudióloga de mi hijo más pequeño  lo saqué e inicié la lectura. Quería contarle a Ivan de qué va. Comienza con un niño que es convertido en duende.

¡Ivan tenía razón!… Era un libro con hechizos.

Luego averigüé que Selma Lagerlöf fue una sueca, la primer mujer en recibir el premio Nobel de literatura. Todavía no lo terminé. Es mi nuevo libro de salas de espera.

El maravilloso viaje de Nils Horgenson a través de Suecia de Selma Lagerlöf.pdf

Anuncios

8 pensamientos en “Paciencia

  1. Pingback: Paciencia | El Sudaca Renegau

  2. Hola renegau…como andás??? me encantó este maravilloso cuento…y si me lo autorizás…(espero)…lo quiero compartir!!!

    • Hola Beatriz :). Todo lo que está en el blog tienen licencia CC 2.0 Eso quiere decir que no están los derechos reservados, y se puede compartir libremente. La única aclaración es que no se trata de un cuento. Ocurrió exactamente así. (Según mi modo de ver)
      Abrazo

  3. Me encantó que Iván quiera leer un libro que leí de chica y que pensé que no muchas personas más conocían. Es una hermosa historia la de Nils Holgersson y me ofrezco a compartirla con Iván, sobre todo para no perderme sus marvillosas reflexiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s