Preocupaciones

1

Ahora ella trabaja con los monos saimiri en el ECAS. A los saimiris les encanta las orugas. Entonces  busca  para ellos durante toda la semana.  Las halla en el jardín de casa, bajo los troncos.

Debe mantenerlas vivas. Las pone en un baldecito con tierra. Los viernes primero tiene escuela y  luego va a  ECAS   directamente. ¿Dónde  guardará las orugas  mientras tanto?… Eso la tiene muy preocupada.

2

Él le ha cosido una ropita a un choclo envejecido de la heladera. Es un muñeco-choclo vestido con ropa a medida. Le advierto que hay posibilidades que el choclo se pudra con el paso del tiempo.

No necesita a Kent ni una PlayStation. Le basta con un choclo pasado, una tela vieja y aguja e hilo. Se sienta frente al choclo en silencio esperando algún signo de putrefacción. Lo observa pacientemente.  El tiempo corre y él petrificado y preocupado quiere que todo siga como está.

3

El más chico  usó mi computadora. Algo hizo porque  la pantalla quedó negra y solo se veía el cursor. Reinicié y nada. El memory-test no arrojó fallos. El inicio por consola no dio pistas del error. Pero la interfaz gráfica estaba cagada.

Busqué documentación. No encontré nada que me sirva.

Decidí reinstalar. Se supone que no debería perder datos, puesto que al directorio “Home” lo instalé en otra partición del disco. Allí están todas las fotos familiares. No todas están respaldadas. También tengo cosas laborales de años, libros. Redimensioné particiones con Gparted. No puede fallar. No debería. Si falla sería una catástrofe.

Reinstalo Ubuntu Mate.  Entro con una versión live. Borro  las configuraciones que están en las carpetas ocultas de mi vieja Home para no tener conflicto con las nuevas versiones de programas…y renombro carpetas para no confundir nuevas con viejas. Instalo. Elijo montar Home en la partición separada donde están todos los datos. Que sea lo que tenga que ser. ¡Puta madre!…¿Funcionará?…Transpiro. Se preocupa con las puteadas y viendo mi cara de preso ante el patíbulo.

El fondo de pantalla es Huayra Liso bucólica jpg. El entorno es Mate. El tema es Huayra Liso. El borde de ventana es Yuyo dark.

Anuncios

4 pensamientos en “Preocupaciones

  1. 1- Una lata de leche con tapa perforada para que respiren? con piso de hojitas… O si hace calor, lo mismo pero con un pote de helado de telgopor (sujetar la tapa con algo para que no se pierdan en tanto recorrido)…
    2- El mio quería dormir con un tomate… cuando se lograba dormir, había que sacarlo medio aplastado, y bancarse cuando se despertaba angustiado porque le faltaba el tomate, jeje… Con el agravante de que es alérgico a su amigo nocturno. Me recordó a eso.
    3- No entiendo nada de computadoras así que no cacé una

    • Uff. Dormir con un tomate. En fin.
      La idea de la lata de leche con tapa perforada o de telgopor está buena. Todo un esfuerzo para que en cinco segundo el mono se las manduque. Pero para extinguir preocupaciones no está nada mal 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s